Tag Archive

Pormigueldelpino

Migración y estrés: ¿A que me enfrento cuando me voy a vivir fuera de mi país?

La migración es un fenómeno que está cobrando bastante relevancia dentro de las investigaciones en psicología. Hoy en día se pueden encontrar muchos artículos relevantes sobre este fenómeno desde la vertiente psicológica, sobre todo, estudios que relacionan la migración con el estrés.

La migración es un suceso vital mayor de naturaleza estresante, que la persona vive con mucha intensidad.  La característica principal que le confiere la naturaleza de suceso vital es la propiedad de cambio. Estamos ante un cambio muy grande para la persona acostumbrada a una zona de confort en la cual se suele sentir cómoda.

Shuval ha diferenciado entre tres formas de cambio que caracterizan el proceso de migración:

  • Cambio físico: La migración implica el cambio físico de una zona geográfica a otra. El emigrante puede experimentar cambios diversos como el clima, el nivel sanitario, los hábitos dietéticos, la contaminación, etc. Los cambios climáticos, en conjunción con las normas de la nueva cultura, pueden inducir alteraciones en el estilo de vida que pueden reflejarse en cambios en diferentes patrones como el sueño, la alimentación, el horario de comidas, la vivienda, y el ritmo de actividad. Todos estos cambios físicos pueden actuar como estresores bajo ciertas circunstancias. Yo mismo lo he vivido, acostumbrarme al horario de comidas me resulto complicado, y ya no hablemos del clima tan duro que hay en este país y más si vienes del sur de España.
  • Cambio social: Todos los emigrantes se separan de la red de relaciones sociales pertenecientes a la sociedad en la que vivían previamente. Esto puede inducir en el emigrante aislamiento, falta de apoyo social y sentimientos de soledad y depresión. Este motivo suele ser el más problemático de todos, ya que muchos emigrantes no llegan a soportan tal soledad. 
  • Cambio cultura: Los emigrantes necesitan aprender nuevas normas y valores y abandonar o adaptar las correspondientes a su país de origen. El vacío cultural entre el ligar de origen y el lugar de destino determina la cantidad de aprendizajes que el emigrante deberá llevar a cabo (por ejemplo, aprendizaje de una nueva lengua). Las habilidades de aprendizaje, la juventud, la flexibilidad y la predisposición al cambio sirven como mecanismos individuales para adaptarse al cambio.

Por regla general una gran mayoría de emigrantes tienen que enfrentarse a una gran cantidad de estresores en el nuevo país al que llegan: penuria económica, trabajos duros y de baja cualificación, zonas residenciales de bajo nivel, lengua desconocida, etc. Para una buena adaptación es muy importante las características personales (conocimiento del idioma rasgos  de personalidad, etc) como de la red de apoyos sociales que disponga (pareja, amigos, etc). Redes sociales como facebook ayudan mucho en el afrontamiento de situaciones diarias que pueden provocar estrés.

Por tanto, hay que tener una cosa clara, el emigrante al estar sometido a una situación general de estrés crónico, es más vulnerable a la enfermedad y aotros problemas de salud físicos y mentales. Y así se confirma en varios estudios hechos ahasta día de hoy, que concluyen  que la migración provoca sentimientos de ansiedad,y depresión, incertidumbre, pérdida de control, y de estatus social, reducción del apoyo social percibido y diversos retos que deben afrontar cotidianamente.

También es importante destacar, que los emigrantes poseen mayores niveles de sintomatología somática y psicopatología general que los no emigrantes según publican Valiente, Sandín, Chorot, Santed y Gonzalez de Rivera en un artículo realizado por UNED.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar