Sexología: La anorgasmia según Kaplan

Pormigueldelpino

Sexología: La anorgasmia según Kaplan

Helen Singer Kaplan de un forma muy acertada comienza desprendiéndose de la corriente de la época que tildaba a la mujer anorgásmica como enferma, opinando, que esta conducta representa una variante normal de la sexualidad femenina.

 

¿Que es la anorgasmia?

Kaplan definió la anorgasmia, o mejor dicho “disfunción orgásmica” según ella, para designar una inhibición específica de componente orgásmico de la respuesta sexual. Definición correcta pero que se queda un poco incompleta. Recordemos, que si es una ausencia del componente orgásmico de la respuesta pero tras una fase de excitación normal y con la estimulación correcta. Además que tiene que ser una problemática que se reitere en el tiempo. Evidentemente si en una relación una mujer no tiene un orgasmo no significa que tenga anorgasmia.

Kaplan quiere dejar claro desde el primer momento, que son mujeres que se “atascan” en la fase de la meseta de la respuesta sexual pero que no deben tener ningún tipo de problema de excitación o de deseo.

 

El orgasmo

No se puede hablar de anorgasmia sin hablar del orgasmo y efectivamente Kaplan no peca de ello. La autora expone tres vertientes teóricas que se dieron  en el tiempo cronológicamente. La primera fue la dada por la teoría psicoanalítica que diferenciaba entre el clítoris y la vagina, incluso afirmado que las mujeres pasaban de un placer clitoriano a uno vaginal en la vida adulta y si no lo hacían eran consideradas mujeres neuróticas con necesidades de tratamiento. Por supuesto, hoy en día sabemos que no es así, y que estos son teorías más del imaginario masculino que otra cosa. Como respuesta a esto, grupos feministas según Kaplan, surgieron afirmando que solo existe un tipo de orgasmo, mediante el clítoris. Aunque no de forma acertada pero si se acercaron dada a la gran importancia que tiene el clítoris en el orgasmo femenino. Fueron Master y Johnson y así lo supo ver Kaplan, los que afirmaron que solo existe un tipo de orgasmo, como sabemos hoy en día y que la penetración vaginal también estimulaba el clítoris. Aunque debo señalar que hay mujeres que llegan al orgasmo sin ningún tipo de estimulación del clítoris aunque no es lo común.

Con respecto a la relación entre el coito y el orgasmo femenino Kaplan concluye que existe una cierta variabilidad en el umbral del orgasmo. Hay mujeres que tienen más facilidad para llegar al orgasmo mediante estimulación coital, otras con poca estimulación del clítoris, etc. Pero de forma muy acertada, Kaplan no olvida que esta variabilidad también se ve influenciada, por lo menos en parte, por factores psicológicos y culturales. Por poner un ejemplo, por lógica fisiológica, la estimulación coital debería ser menos estimulante que la estimulación directa del clítoris, pero el estímulo psíquico proporcionado por el acto sexual aumenta el placer del orgasmo coital.

En referencia a las variaciones en la respuesta orgásmica, Kaplan lo plantea como un continuo desde la mujer que alcanza el orgasmo sin estimulación física solo fantaseando hasta la mujer con una completa inhibición de la respuesta orgásmica. Entre medio hay una gran variabilidad en la forma de llegar al orgasmo (al igual que el hombre) pero voy a resaltar las tres más importante según mi opinión con relación al tratamiento y que Kaplan también nombra. Sería la coital con cabalgada (facilita el orgasmo de una gran cantidad de mujeres), la coital con estimulación manual del clítoris y la oral.

Otro aspecto del orgasmo, en el cual hoy en día es consenso y que Kaplan trajo a coalición en su libro fue que el imput sensorial (entrada) que desencadena el orgasmo, se puede dar en diferentes lugares (vagina, clítoris, pezones, etc.). No podemos olvidar, que el orgasmo es una especie de “crisis epiléptica” que se da en el cerebro mediante las diferentes vía de entradas por estimulación.

La reacción de la mujer ante este problema es variado, hay mujeres que se adaptan a esta problemática y disfrutan de otros aspecto no orgásmicos de la sexualidad. Otras recordemos que tienen orgasmos sin problemas a excepción del coito y no tienen ningún tipo de problema. Otras, debido a su incapacidad de llegar al orgasmo se sienten cada vez menos interesas en el sexo e incluso lo aparcan. Otros casos, que son lo más visto en clínica se sienten frustradas y les resulta un problema. Una u otra, Kaplan recoge un buen pero corto conjunto de tipos de mujeres que tienen esta problemática.

 

Causas

Entre las causas, como no, no faltan las explicaciones psicoanalíticas del inconsciente, las cuales voy a obviar. En este apartado Kaplan se queda muy corta, no expone a penas causas psicológicas de la anorgasmia aunque por lo menos, expone dos que creo que son bastantes importantes. Son el miedo a perder el control y el deseo de abandonarse. Algunas mujeres, por aprendizaje o por otro motivo, tienen miedo a dejarse llevar por la situación, a sentirse vulnerable hacia el hombre por lo que durante la relación sexual está más pendiente de controlar la situación , situación que no favorece a la respuesta del orgasmo.

 

Tratamiento

Con respecto al tratamiento hay mucho de que hablar. La autora deja claro que el objetivo principal de esta intervención es ayudar a la mujer a aumentar la capacidad de respuesta total de la mujer y ayudarla a tener orgasmos con más facilidad. Pero dejando claro, que no hay que considerar el orgasmo en el coito como el criterio de normalidad o final. Evidentemente si la mujer demanda en consulta tener orgasmo por penetración tenemos que poner todo de nuestra parte para que esto sea así.

Kaplan divide el tratamiento de la mujer con anorgasmia en tres apartado por separado: mujeres con anorgasmia primaria, situacional e incapacidad de alcanzar el orgasmo durante el coito. Según mi punto de vista, está clasificación no es tan necesaria y más cuando el apartado de la situacional nos explica muy poco.

El tratamiento peca de estar poco estructurado, es más un apartado de técnicas de tratamiento que un protocolo de intervención.

En el caso de la primaria, un objetivo principal es que la mujer alcance su primer orgasmo. Primero se le pide que lo haga por autoestimulación y si no es suficiente que lo haga por vibrador. También propone ir resolviendo los temores inconscientes del orgasmo. Yo esto lo sustituiría por una intervención cognitiva de las ideas irracionales que puede tener. Luego en otro punto, le da mucha importancia al uso de la distracción mediante el enfoque de atención en fantasías. Recordemos que son mujeres que son mujeres que “vigilan” el orgasmo como bien explica Kaplan, por lo tanto hay que sacarlas de ahí. La autora aporta otro apartado de factores musculares, que no dejaría ser, lo que se llama hoy en día, los ejercicios de Kegel. Además le dedica un apartado a la introducción de la pareja en el tratamiento.

En el caso específico del tratamiento del orgasmo mediante el coito, Kaplan se plantea que quizás no todas las mujeres puedan llegar al orgasmo mediante penetración y que por esto no hay que considerarlas enfermas, como si hacían otros profesionales. Por supuesto, la autora acertó en su hipótesis ya que hay mujeres que les resulta muy difícil llegar al orgasmo mediante la penetración pero esto es un problema si ellas solo lo ven así. Aun así, ante esta demanda en clínica, aparte de explicárselo, hay que optimizar su relación sexual para intentar llegar al orgasmo por penetración si así lo desean. Pero siempre dejando claro que se puede llegar o no. Kaplan para este tipo de tratamiento planteo dos apartado: primero la identificación y eliminación siempre que sea posible de cualquier obstáculo intrapsíquico y diádico que pueda haber. En segundo lugar, les prescribe tres tipos de tareas eróticas. Aumento de la excitación previa al coito, aumento de las sensaciones vaginales y estimulación del clítoris y coito combinados.

Este es un artículo crítico de la obra «La nueva terapia sexual» de la sexóloga Helen Singer Kaplan.

About the author

migueldelpino administrator

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar