Aprendiendo a estudiar: los errores que cometemos.

Pormigueldelpino

Aprendiendo a estudiar: los errores que cometemos.

Siendo cada vez más mayor, algunas veces tenía la sensación de que cada vez me costaba más estudiar que cuando tenía veinte años.

Personalmente lo achacaba a la perdida de flexibilidad del cerebro que se va produciendo a lo largo del tiempo. Pero la curiosidad me hizo investigar si podría haber algún otro motivo. Un día leí un artículo de Thomas Hess, el cual comentaba que las convicciones sobre las propias capacidades mentales (metacogniciones) influyen en la manera en que nos evaluamos y juzgamos nuestro rendimiento, pero también pueden impedir que aprendamos con éxito. Según su estudio hecho en la Universidad de Carolina del Norte, la falta de autoconfianza reducía la capacidad de retención memorística. Por lo tanto, fíjate la ironía del tema, que esa idea de que cada vez me costaba estudiar más estaba influyendo en mi propia capacidad de estudio. 

Pero aparte de esta anécdota con aprendizaje incluido, por fortuna, hoy en día, se suele tener la idea de que lo más importante en el estudio es aprender a aprender. Y una de las claves principales que impiden un mejor rendimiento en el estudio son lo errores que cometemos al estudiar.

En 2013, Robert Bjork, tras el estudio de un amplia muestra de encuestados, encontró cuatros yerros frecuentes entre los alumnos, los cuales te expongo aquí:

  • Primer error: cuanto más estudio, mucho mejor.

Seguro que alguna vez te han dicho “deja de estudiar, que ya no vas aprender más”. Pues si, esto es así, las maratones de estudio no son recomendables. Es mejor estudiar dos horas al día toda la semana (14 horas totales) que 6 horas el viernes, el sábado y el domingo (18 horas totales). La clave es una buena distribución del tiempo de estudio.

  • Segundo Error: Subrayar y leerlo repetidamente.

Con esto lo que quiero decir, es que es mejor estudiar con diversidad (leer el texto, escucharlo, decirlo en voz alta, releer los párrafos que crees más importantes…) que subrayar un texto y leerlo repetidamente . En la diversidad está la clave, ya que la variedad contribuye a anclar los conocimientos en el cerebro.

  • Tercer error: Marcar en el libro sin pensar.

Lo mejor en estos casos, es una vez subrayado, expresar el conocimiento con las propias palabras. Es más muchas veces cuando uno está subrayando ni termina de leer el párrafo porque sabe que todo el párrafo entero es importante. La clave es, leer, subrayar y luego repetirte el texto con tus propias palabras.

  • Cuarto error: Miedo a equivocarse.

Algunas personas tienen miedo a repetir lo que han leído por miedo a parecer tonto. La repetición activa de lo aprendido resulta efectiva. El mayor ejemplo es cuando estás aprendiendo un idioma, la mejor forma de aprender ese idioma es practicarlo.

Si me gustaría dejar claro, que estos errores son a nivel general y siempre puede haber alguien que rinda muy bien cometiendo alguno de estos supuestos errores.

About the author

migueldelpino administrator

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar